La Gastronomía

Después de largo tiempo explorando en el mundo de la cocina y la gastronomía, he querido crear este blog con el fin de compartir mis platos y recetas con vosotr@s. Desde pequeña ha sido mi gran afición la cocina y la gastronomía .Espero que podáis disfrutar de todas y cada una de las recetas publicadas, al igual que familia y amig@s. Deseando que os guste éste blog y sus contenidos , os invito a que participéis de el y comentéis. Mil gracias.

Let´s go to cook............

28 sept. 2011

Mousse de coco con mermelada de mango


Claras montadas a punto de nieve

 

Suave y delicado postre muy fácil de hacer, lo más laborioso la mermelada de mango, aunque se puede sustituir por cualquiera de otro sabor de las que venden ya hecha.

Ingredientes:

2 Claras de huevo
7 Cucharadas de Azúcar glass
1/2 Sobre de coco rallado
1 Chorreón de leche de coco
1 Bote pequeño de nata para montar
1 Mango maduro
150 ml. de agua aproximadamente

Nata semimontada con el coco y el azúcar

Elaboración: Empezamos con la mermelada de mango, para ello lo pelamos y le quitamos el hueso del centro, lo troceamos y lo ponemos en una cacerola con el agua y 3 cucharadas de azúcar glass. Dejamos a fuego lento para que se vaya cociendo y espesando el almíbar. El segundo paso es montar las claras de huevo, tal como podéis observar en la primera fotografía de la receta, le añadiremos 2 cucharadas de azúcar antes de empezar a montarlas. A continuación, en un bol echamos el bote de nata y el chorreón de la leche de coco junto con el coco rallado y 2 cucharadas de azúcar. Semi montamos la nata y reservamos. Ahora pasamos de nuevo con la mermelada, después de ir moviéndola de vez en cuando, iremos observando que el mango vaya tomando una textura suave y el almíbar vaya reduciendo, nunca debe quedarse seca, si ocurre iremos poniendo un poquito más de agua. Sabremos que está terminada cuando tenga un aspecto como el de la fotografía.

Textura de la mermelada de mango acabada

Hay personas a las que no les gusta tanto trozo de fruta en las mermeladas, a mi en particular si que me gusta. Para no notar tanto trozo y dejarla más fina, sólo habría que pasarla por la batidora hasta conseguir la textura deseada. Para finalizar éste rico postre, sólo queda mezclar en el bol de la nata montada con el coco, la clara batida a punto de nieve. Ésto lo iremos haciendo suavemente con movimientos envolventes para que así no baje y quede muy espumoso a la hora de tomarlo. Una vez mezclado todo cogemos las copas o recipientes donde vayamos a servirlos y ponemos una pequeña cantidad de la mermelada en el fondo y acabamos llenando la copa del rico mousse. Metemos en el frigorífico al menos 3 ó 4 horas antes de consumir y quedaremos como reyes, creedme.
















Por cierto fue nuestro postre el pasado finde..... Lo más grande.