La Gastronomía

Después de largo tiempo investigando en el mundo de la cocina y la gastronomía, he querido crear este blog con el fin de compartir mis platos y recetas con vosotr@s. Desde pequeña ha sido mi gran afición, y a día de hoy tengo tanto que aprender......Espero que podáis disfrutar de todas y cada una de las recetas, al igual que mis amigos y familia. Deseando que os guste éste blog y sus contenidos , os invito a que participeis de el y comenteís. Mil gracias.

Let´s go to cook............

4/11/2011

Gazpachuelo malagueño con gambas y merluza

Otra recetita tradicional, ésta muy típica malagueña, se trata del gazpachuelo, que por cierto es mi plato de cuchara preferido desde pequeña. Una sopa que desde que tengo uso de razón, en cada casa he oído y visto que lo hacen de una manera diferente. Desde que la mahonesa la añaden de bote, no les incorporan la clara al caldo para que cuaje, no le añaden pescado, sólo pan y patatas. En fín por lo que sé tiene muchas variantes pero yo, os dejo mi manera tradicional de hacerlo, la que siempre vi en casa, eso sí he de decir que otras veces también le he añadido trocitos de pan duro y otras almejas. Resumiendo, que de cualquier forma está para no dejar ni una gota en el plato. Así que como buena malagueña que soy, comparto mi receta con tod@s. 

 Ingredientes:
Ingredientes para el gazpachuelo
5 Patatas medianas
1/4 De langostinos crudos
2 Rodajas de merluza
2 Claras de huevo
Agua
Sal
Ingredientes para la mahonesa casera:
2 Yemas de huevo
1 Taza de aceite de girasol
1/ 2 Taza de aceite de oliva virgen extra
Zumo de limón y sal

El motivo por el que le añado aceite de oliva es para darle un poco más de acidez a la mahonesa ya  que me resulta muy insípida sólo con el de girasol, pero eso ya va a gusto de cada cual.

Elaboración: En primer lugar pelaremos las patatas y las cortaremos a trozos no muy grandes. En una cacerola añadimos agua y ponemos a hervir. Cuando esté bien caliente añadimos las patatas troceadas un poco de sal. Por otro lado vamos pelando los langostinos y troceando el pescado.
De vez en cuando vigilaremos las patatas y cuando estén casi tiernas, les incorporaremos el pescado y las claras de huevo (sin montar) para darle el último hervor a todo junto, ya que no necesita mucha cocción 

Éste paso que os acabo de describir, es el que podréis observar en la fotografía de la derecha.
Una vez ya tengamos todo cocido apartamos del fuego y reservamos para ponernos con la mahonesa. Es muy importante que cuando liguemos la mahonesa con la sopa, ésta deba de estar bien templada porque si no cortaríamos la mahonesa y se nos iría al traste el  invento.
Pues bien, para ello en un vaso de esos que traen las batidoras, incorporamos las yemas y un poco de sal, hay que tener cuidado porque ya añadimos a las patatas anteriormente. Una vez echada la sal, con la batidora y las varillas comenzamos a hacer la mahonesa, iremos muy poco a poco incorporando el aceite hasta que lo acabemos todo. Una vez esté ya lista por último añadimos el zumo de limón y veréis que se pone blanca, no os preocupéis que es así.  Debemos hacer como 400 ml, para que cuando lo mezclemos en el agua no quede muy  claro. En la fotografía de abajo podéis observar el resultado de la mahonesa acabada.   

Momento en el que incorporo la mahonesa a la cacerola
Volviendo ya a la cacerola que teníamos apartada, comprobaremos que está templada y añadiremos con cuidado la mahonesa removiendo bien para que se ligue por todo el caldo y todos los ingredientes. Una vez acabado de remover podemos poner la cacerola al fuego otra vez pero procurando que sea muy bajo, simplemente para que vaya tomando la temperatura óptima para servir. Lo del fuego bajo también es importante porque si aceleramos la cocción también cortaríamos la mahonesa.

Y nada más, espero que os guste mi receta de gazpachuelo y la pongáis en práctica. Que aproveche.

Gazpachuelo