La Gastronomía

Después de largo tiempo explorando en el mundo de la cocina y la gastronomía, he querido crear este blog con el fin de compartir mis platos y recetas con vosotr@s. Desde pequeña ha sido mi gran afición la cocina y la gastronomía .Espero que podáis disfrutar de todas y cada una de las recetas publicadas, al igual que familia y amig@s. Deseando que os guste éste blog y sus contenidos , os invito a que participéis de el y comentéis. Mil gracias.

Let´s cook............

10 nov. 2015

Pan fácil sin amasado


Hoy hacemos pan... Pan,  que os voy a contar del pan que soy una fanática  panadera casera y que tengo infinitos libros de pan. No suelo subir muchas recetas de panes,  aunque suela hacer varios tipos de ellos durante la semana, suelo colgarlas a menudo en mi Instagram. Y diréis... y todos se los come??? pues no, regalo, consumo y congelo y quedan espectaculares. 
Lo esencial es una buena materia prima como en todo y tiempo, mucho tiempo y no precisamente de amasado si no de reposo, porque para hacer pan no hay que estar esclavizado a él amasa que te amasa. Si no que se lo pregunten a Iban Yarza, que él si que entiende un rato de pan o a Dan Lepard o Xavier Barriga que son mis 3 gurús panarras. La receta que os dejo hoy es la más fácil de todas del libro de Iban Yarza (Pan Casero), un pan que os aseguro que nada tiene que ver con el de las gasolineras, supermercados, o cualquier panadería que te dice vender pan artesano. Al fin y al cabo todos ellos acaban descascarillados, tiesos como mojamas o chiclosos como una provolone. 
Con respecto a las harinas, las compro por internet en la web de El Amasadero y tienen de todo lo que un panadero casero pueda necesitar para hacer buen pan.

Espero que os guste, a nosotros nos encanta.

Ingredientes:
500grs. De harina de fuerza 
330grs. De agua
10grs. De sal
5grs. de levadura fresca o seca de panadería
Semillas para decorar nuestro pan (girasol, sésamo, lino, calabaza, etc)

Pan estirado, cortado y cubierto de semillas


Elaboración: En un bol grande como el que podréis ver en la imagen de arriba pondremos el agua templada y disolveremos la levadura dentro. Cuando esté disuelta incorporaremos la harina y la sal. Con una mano iremos integrando bien los ingredientes y con la otra iremos dando vueltas al bol para hacernos el trabajo más fácil.

Una vez tengamos todos los ingredientes mezclados, veremos que nos queda una masa pegajosa pues bien, no pongáis más harina porque se endurecerá y no saldrá como tiene que ser. Taparemos con un film para que no se nos seque y repose 10 minutos. Pasados 10 minutos volveremos a amasar un poco cogiendo la masa de un extremo a otro estirándola y doblándola sobre si misma durante un minuto más o menos. 
Pues ya está, ese es el amasado que lleva este pan. Volveremos a tapar el bol con un film trasnparente para que no nos entre aire y no se nos seque la masa. Lo guardaremos en la nevera hasta el día siguiente. 
Pan sin amasado listo para la segunda fermentación
Al día siguiente nos debe quedar una masa mas o menos como la que aparece en la primera imagen de la receta. Pues bien, con mucho cuidado enharinaremos un poco la encimera y volcaremos la masa sobre ella. Ligeramente con los dedos daremos una forma rectangular y con una rasqueta o pala, o espumadera plana, o espátula o lo mas parecido cortaremos la masa en dos tal y como se ve en la segunda fotografía de la receta. Una vez logrado ese paso humedeceremos la masa con un vaporizador de agua y le pondremos las semillas por encima, sin miedo hasta que cada barrita quede cubierta de ellas. Seguidamente las enrollaremos sobre si mismas como si estrujaramos un paño o toalla pero con sumo cuidado para no deshinchar mucho la masa, colocaremos sobre una bandeja de horno con un papel de hornear y un poco de harina en el fondo tal y como se ve en la imagen de aquí arriba. Taparemos con un paño húmedo y dejaremos reposar de nuevo un par de horas a temperatura ambiente.
Barras  horneadas reposando en la rejilla
Entretanto precalentaremos el horno a 250ºC y meteremos una bandeja en la parte más baja con el fin de que antes de que metamos la bandeja del pan pongamos un vaso de agua en ella y creemos el vapor necesario para que nuestro pan se haga.

Una vez pasada la segunda fermentación o reposo, echaremos el vaso de agua a la bandeja que teníamos situada en la parte baja del horno y y meteremos la bandeja con las dos barras a una media altura. Programaremos 10 minutos con calor sólo abajo a 250ºC. Pasado ese tiempo bajaremos el horno a 220ºC y dejaremos otros 25 minutos. Sacaremos y colocaremos sobre una rejilla hasta que se enfríe. El resultado en las siguientes imágenes lo podréis observar. Un pan rico, casero delicioso y con la satisfacción de hacerlo tu mismo en casa. Como siempre digo, no hay nada como el olor a pan recién horneado en casa, si no ya me contaréis.
Mi pan fácil sin amasado
Espero que os guste la receta y os atreváis a preparar vuestro propio pan, no hay mayor satisfacción, de veras. Y ahora os dejo que mirad que homenaje me voy a dar ;)

Bon Appétit!! 
Feliz semana
Pan fácil sin amasado y picadillo de chorizo

No hay comentarios: